domingo, 17 de abril de 2016



La no tan nueva estrategia del Comando Sur en contra de Venezuela
Carlos E. Lippo

Podría decirse que el Comando Sur adquirió entre nosotros una infausta notoriedad desde mediados del pasado año, a raíz de las reiteradas declaraciones injerencistas de su jefe de entonces, el general John Kelly, aquel payaso con guerrera que llegó a decir que sólo pensaba en Venezuela durante 40 segundos diarios y eso sólo para rezar por nosotros que estábamos sumidos en una brutal crisis humanitaria de la cual él estaba dispuesto a rescatarnos a través de los organismos multinacionales, sólo si se lo solicitábamos. La desenfadada actitud del personaje y las respuestas del liderazgo de la contra a sus descaradas acciones injerencistas fueron objeto de un trabajo publicado en este mismo portal (1), que lo identificaba desde aquel entonces como el verdadero jefe de la oposición venezolana.

Desde enero del presente año el general Kelly fue sustituido en la jefatura del comando por el vicealmirante Kurt Tidd, funcionario de gran experiencia militar en el medio oriente, en Irak y en el Golfo Pérsico (estrecho de Ormuz), así como también de gran experiencia diplomática-militar en Irán, junto al inefable Secretario de Estado John Kerry, siendo necesario señalar que durante la interpelación del Senado para recibir el nombramiento, el almirante  se refirió a Venezuela utilizando la misma retórica difamatoria y con la misma prepotencia que su predecesor; aunque el hecho de que haya recibido la Orden de la Legión de Honor Francesa pudiera acreditarle una cierta dosis de sutileza, todo apunta a que debiéramos pensar que se trata del mismo musiú con diferente gorra (2).   

Durante esta semana ha circulado profusamente a través de los medios digitales de la revolución el resumen ejecutivo de un reciente documento del Comando Sur, suscrito por el almirante Tidd, identificado en inglés como: “Venezuela Freedom-2 Operation - Phase preceding - Executive summary. 25.2016, February/Admiral Kurt W. Tidd, Commander U.S. Southern Command (SOUTHCOM)”, contentivo de una actualización de la estrategia injerencista de dicho cuerpo contra Venezuela, recientemente filtrado y analizado por algunos camaradas. Dicho documento, que es básicamente un compendio de las principales tácticas de guerra de cuarta generación que nos han aplicado y que se proponen seguir aplicándonos hasta lograr derrotar nuestra revolución y retrotraernos al anterior estatus neocolonial, tiene como algunas de sus principales “virtudes”, a juicio mío, el llevar implícito un reconocimiento de las actividades terroristas desarrolladas hasta ahora por los diferentes elementos de la contra, así como el lograr demostrar de una manera incontrovertible aquella hipótesis que formulásemos a finales de octubre del año 2.015 en relación a que el liderazgo de la oposición no hacía otra cosa que seguir las instrucciones del Comando Sur, cuyo comandante fungía de verdadero jefe de todos ellos. Si bien la versión disponible del documento al ser una copia no certificada, no serviría para intentar un eventual juicio del actual liderazgo de la MUD por traición a la patria, si permite conocer la verdadera ralea de los sujetos a los que nos estamos enfrentando.

Dado que el documento sirve entre otras cosas para desvelar el accionar terrorista de la contra y de sus jefes reales de una manera sistemática, así como para diseñar medidas efectivas para poder neutralizarlo, me voy a permitir a continuación el presentar y comentar sus lineamientos más importantes, basándome para ello en una excelente traducción presentada por el camarada Carlos Lanz Rodríguez en su artículo titulado “Ejecución de la Operación Venezuela Freedom-2” (3):

1.     “Con los factores políticos de la MUD hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario escabroso que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada. Por supuesto, hay que seguir impulsando como cobertura el referéndum o la enmienda que se apoya en el texto constitucional y que sirve para censar, movilizar y organizar una masa crítica para la confrontación…”.
Resulta casi imposible lograr una mejor y más clara exposición del guion del accionar actual de nuestra vergonzante, cipaya y sumisa contrarrevolución.

2.     “Bajo un enfoque de “cerco y asfixia”, también hemos acordado con los socios más cercanos de la MUD, utilizar la Asamblea Nacional como tenaza para obstruir la gobernanza: convocar eventos y movilizaciones, interpelar a los gobernantes, negar créditos, derogar leyes. También en el plano político interno hay que insistir en el gobierno de transición y las medidas a tomar después de la caída del régimen, incluyendo la conformación de un gabinete de emergencia, donde puedan incluirse sectores empresariales, jerarquía eclesial, sindicatos, ONGs y Universidades”.
Adicional a lo ya dicho para el lineamiento anterior surge la inevitable interrogante de ¿cómo carajos alguien que se asuma chavista pero partidario de un diálogo con la contrarrevolución puede pensar, a la luz de este lineamiento,  que tiene ubicación en ese supuestamente negado gobierno de transición?
3.     “Mantener la campaña ofensiva en el terreno propagandístico, fomentando un clima de desconfianza, incitando temores, haciendo ingobernable la situación. En esto es importante destacar todo lo que tiene que ver con desgobierno: las fallas administrativas, la afectación con los altos índices de criminalidad y la inseguridad personal. En este terreno el gobierno está a la defensiva y muestra signo de agotamiento, con un discurso que cada día tiene menos credibilidad. Los análisis evidencian que se ha conformado una corriente de opinión incrédula y apática en torno a las promesas del llamado  Socialismo del siglo XXI, existiendo en los jóvenes, fundamentalmente, una creciente identidad con nuestra forma de vida e ideales. De esta manera contamos con un piso sólido para nuestra seguridad e intereses económicos y nuestros valores políticos. EEUU quiere una Venezuela próspera para todos, asentada sobre una base de valores compartidos, con un gobierno eficiente, una democracia representativa y una economía abierta de mercado. Estos avances en los actuales momentos, son el resultado de nuestras campañas propagandísticas, pero no podemos obviar el peso de la crisis como dato empírico que la detona y refuerza”.
Se trata de una demostración de la más pura y dura operación de guerra psicológica que nos vienen aplicando, sólo contrarrestable con la más profunda campaña de concientización sobre los valores socialistas en contraposición con los antivalores capitalistas, de manera de poder contar con el sustrato requerido para poder responder favorablemente a una sostenida campaña mediática de difusión de los logros de la revolución y de demostración de las mentiras de la contra.

4.     “Para arribar a esta fase terminal, se contempla impulsar un plan de acción de corto plazo (6 meses con un cierre de la 2 Fase hacia Julio-agosto de 2016), como señalamos, hemos propuesto en estos momentos aplicar las tenazas para asfixiar y paralizar, impidiendo que las fuerzas chavistas se pueden recomponer y reagruparse. Hay que valorar adecuadamente el poderío del gobierno y su base social, que cuenta con millones de adherentes los cuales pueden ser cohesionados y expandirse políticamente. De allí nuestro llamado a emplearnos a fondo ahora que se vienen dando las condiciones. Insistir en debilitar doctrinariamente a Maduro, colocando su filiación castrista y comunista (dependencia de los cubanos) como eje propagandístico, opuesta a la libertad y la democracia, contraria a la propiedad privada y al libre mercado. También doctrinariamente, hay que responsabilizar al Estado y su política contralora como causal del estancamiento económico, la inflación y la escasez”.
Se trata de una clarísima demostración de cómo fue que se le ocurrió a Ramos Allup el plantear un plazo de 6 meses para defenestrar al Presidente Maduro desde el propio primer día de instalación de la nueva asamblea; cuánto orgullo debió sentir este cipayo al complacer al amo gringo con tanta diligencia. El no estar ni mucho menos cerca de cumplir tan extravagante meta, no hace otra cosa que aumentar la desesperación de la contra y de sus amos, obligándoles a plantearse nuevos atajos. ¡Mosca con esto!

5.     “Por esto, particular importancia tiene la explotación de los temas como la escasez de agua, de alimentos y de electricidad, teniendo este último aspecto un carácter grave para el gobierno, ya que la sequía ha generado una amenaza de colapso de los embalses y debemos prepararnos para explotarlo al máximo desde el punto de vista político, reforzando la matriz mediática que ubica la crisis eléctrica como responsabilidad exclusiva de Maduro. Especial interés adquiere en las actuales circunstancias, posesionar la matriz de que Venezuela entra en una etapa de CRISIS HUMANITARIA por falta de alimentos, agua y medicamentos, hay que continuar con el manejo del escenario donde Venezuela está “cerca del colapso y de implosionar” demandando de la comunidad internacional una intervención humanitaria para mantener la paz y salvar vidas”.
En estricto cumplimiento de este punto del guion es que la fracción cipaya de la asamblea nacional declaró la crisis humanitaria en el sector salud (4), así como se ha estimulado el robo de medicamentos en instituciones públicas del sector y se ha recrudecido la falsa campaña mediática en contra de los hospitales del estado.

6.     “Al mismo tiempo, en el plano internacional hay que insistir en la aplicación de la Carta Democrática, tal como lo hemos convenido con Luis Almagro Lemes Secretario General de la OEA y los ex – presidentes, encabezados por el ex –secretario de la OEA, César Gaviria Trujillo, pudiendo contar con algunos nexos con la Alianza Parlamentaria Democrática de América a quienes hemos sumado a la compaña en desarrollo. Conjugar estas iniciativas con la citada figura de las “emergencias humanitarias” que permita construir alianzas con otros países que están en el área de influencia del Comando Sur. Más adelante nos referiremos a este aspecto. Aquí se hace relevante la coordinación entre organismos de la Comunidad de Inteligencia (IC) y otras agencias como las organizaciones no gubernamentales ONGs, corporaciones privadas de comunicación como la SIP y diversos medios privados (TV, Prensa, Redes, circuitos radiales, etc.).”
En cumplimiento de este lineamiento es que la fracción parlamentaria de la contra solicitó a Luis Almagro la aplicación a nuestro país del artículo 20 de la llamada Carta Democrática de la OEA (5), hecho que el ministro de colonias ha dicho que ocurrirá para finales de este mes de abril. También se inscribe en la aplicación de este lineamiento el irrespetuoso editorial del diario Washington Post de esta semana, solicitando una urgente e inmediata intervención política en nuestro país (6).

7.     “No se puede dejar a un lado, el esfuerzo que hemos venido haciendo para vincular al gobierno de Maduro en la corrupción y el lavado de dinero. En esto debemos apoyarnos en el trabajo que vienen haciendo las Unidades de Inteligencia Financiera (Grupo Egmont), el Grupo de Acción Financiera (GAFI) y el Comité de Expertos sobre la Evaluación de medidas contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo (MONEYVAL). Estos son organismos intergubernamentales cuyo propósito es el desarrollo y la promoción de políticas nacionales e internacionales para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. El GAFI, por ejemplo, actualmente cuenta con 36 miembros que comprende 34 países, quienes pueden aportar datos y proporcionan información para demostrar la vinculación de los personeros del gobierno de Venezuela sumariados en la Orden Ejecutiva. En estas coordenadas, hay que desarrollar campañas mediáticas con los testigos protegidos que colaboran con la aplicación del decreto del 9 de marzo de 2015”.
Este es un lineamiento que no parece haber sido desarrollado en profundidad hasta ahora, por lo que debemos estar alertas ante su eventual y pronta aplicación.

8.     “Si bien en este terreno foco de la situación militar no podemos actuar ahora abiertamente, con las fuerzas especiales aquí presentes hay que concretar lo ya anteriormente planificado para la fase 2° (tenaza) de la operación. Los entrenamientos y aprestos operacionales de los últimos meses, con la Fuerza de Tarea Conjunto Bravo en la base de Palmerola, en Comayagua – Honduras, la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur – Jiatfs, permite colocar tales componentes en condiciones de actuar rápidamente en un arco geo-estratégico apoyado en las bases militares de “control y monitoreo” en las islas antillanas de Aruba (Reina Beatriz) y Curazao (Hato Rey); en Arauca, Larandia, Tres Esquinas, Puerto Leguízamo, Florencia y Leticia en Colombia; todo ello como Lugar de Operaciones de Avanzada (FOL con proyecciones sobre la región central de Venezuela donde se concentra el poderío político-militar. En este aspecto debemos mantener la vigilancia electrónica sobre esta zona de influencia, sobre todo en la fachada atlántica, manteniendo las incursiones de los RC-135 COMBAT equipados con sistemas electrónicos que han permitido recientemente recolectar inteligencia, interceptar y bloquear comunicaciones, tanto del gobierno como de contingentes militares. (Ver informe confidencial respectivo).También se debe poner OK el Primer Batallón 228 del Regimiento del Aire con sus 18 aviones y los helicópteros UH-60 Blackhawk y CH-47, aproximándolos al terreno, preferiblemente las instalaciones de Hato Rey en Curazao. Ya hemos establecido las directivas y órdenes vinculantes”.
Confirma este párrafo la gran cantidad de denuncias que sobre espionaje, intercepción y bloqueo electrónico de comunicaciones se han hecho desde nuestro ministerio de defensa en los últimos tiempos; confirma también lo que ya planteásemos en el artículo citado a comienzos de estas notas (1), en el sentido de que a pesar de que el imperio privilegia actualmente la aplicación de elementos de guerra híbrida, similares a los que este papel describe, siempre está presto para aplicar la intervención armada, con recursos propios o de gobiernos cipayos de la región que se presten a esta denigrante tarea. Comprueba también que intentarán aplicar la vieja receta del golpe de estado apoyado por su embajada, siempre que logren producir un quiebre importante de los otros poderes públicos, como está ocurriendo con la asamblea nacional adeco-burguesa. ¡Alertas ante esta posibilidad inminente!  

Considero que nuestro pueblo está razonablemente informado sobre lo que pretende el Comando Sur con la imposición de esta agenda de guerra híbrida a la contrarrevolución, para que ésta se encargue de aplicárnosla, aunque nunca estará de más lo que pueda hacerse para reforzar este conocimiento. Creo sí que es necesario crear nuevas instancias organizativas, que pudieran ser similares a los recientemente creados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), capaces de coordinar y dirigir la participación de la población civil desarmada y armada en la lucha que habrá de plantearse para repeler una intervención armada exterior que cada día se vislumbra más próxima. ¡Ojalá que el Congreso de la Patria, actualmente en sesiones, discuta el tema y defina unas instancias organizativas idóneas para el desempeño de esta magna tarea!

¡Somos un pueblo pacífico, amante de la paz, pero si el imperio se empeña en venir por nosotros le propinaremos su segunda derrota militar en el continente!

¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Patria o Muerte!
¡Venceremos!


Caracas, abril 17 de 2.016

1 comentario: